lunes, 7 de enero de 2019

YOGA DE BOTÓN


Ya sabéis que soy una gran adicta a los botones y sus cajas. De hecho cuando veo una caja de danesitas siempre tengo el corazón dividido: "que sean galletas! que sean botones!"... en fin, la mía ya la conocéis.

Me la regaló mi amiga Pili, que por cierto vive en el paraíso, por si queréis visitarla...

Hoy hablo de mi caja, porque junto con los cuadernos de colorear son grandes calmantes de ansiedades, estreses y tensiones, al menos para mí, revuelvo un poquito en ellos y consigue desconectar del mundo por un rato, algo así como lo q pasa con el combinar telas para una colcha...

Mi desconexión de los malos rollos de alrededor de hoy acabo así :p








En fin #botónlovers. No tenemos remedio ;)

1 comentario:

Clipping path dijo...

Very nice post. Thanks